domingo, 28 de febrero de 2010

Mi corazón sufre.

"Hay que vivir muchas veces algo para comprenderlo". Que sábias se vuelven esas palabras en estos momentos.

Como quizás muchos han leído, Chile antenoche se despertó de forma abrupta por un terremoto que varió en su magnitud dependiendo de donde uno se encontrase, pero en sí se sintió en casi todo el país. Escribo estas palabras quizás por desahogo, quizás por consuelo personal, no lo sé, solo sentí que debía escribir algo.

I.

Yo vivo en la X región de Chile y esa noche por el calor era difícil dormir. Estaba mirando la luna desde mi cama y escuchando algo de música para conciliar el sueño cuando se corta la luz abruptamente, no pasó ni un minuto y comenzó el sismo. En ese momento pensé "otro más", cosa que quizás muchos pensamos dado que este es un país donde siempre tiembla, pero este no era un "otro más". A medida que los segundos pasaban este iba incrementando su fuerza, tanto así que me levanté de mi cama y comencé a calmar a la familia, haciendo lo que ya muchos compatriotas conocen, ponerse bajo el marco de una puerta y sujetarse. Lejos de disminuir o acabar, el sismo continuaba incrementando su intensidad y se hacía interminable. Fueron casi 2 minutos de lo mismo, sentí en la oscuridad como caían cosas en el 1er piso (mi pieza está en el 2do piso) y seguían cayendo y cayendo cosas que estaban sobre los muebles, fue más que un susto, bastante más.

Luego de esto, me tocó tranquilizar a mi mamá y tranquilizarme yo mismo, que aunque no le temo mucho a los temblores por alguna razón, algo no sentía bien en este, era un sentimiento difícil de describir. Pasaron quizás unos 30 minutos y ya era hora de volver a la cama, el mal rato había quedado atrás y ya mi familia estaba más tranquila. Me tiro a la cama nuevamente para comenzar el proceso (mirar la luna y escuchar algo de música que siempre me ayuda a dormir), cuando se comienza a mover todo nuevamente, lo malo, con una intensidad muy parecida a lo que anteriormente relaté, quizás en duración un poco menor. Ahí se terminaron de caer todas las cosas que faltaban, definitivamente algo raro sentí que sucedia, ¿así de fuerte?, ¿2 veces casi seguidas?, ¿y la luz donde estaba...?, puse la radio de mi celular y no captaba absolutamente nada. Vi como muchos vecinos salieron a la calle, vi pasar patrullas de policía y carros de bomberos, algo definitivamente no estaba bien.

Pensé para mí, "ok, si alguien quería que no durmiesemos, misión cumplida". Quiero aclarar en este punto que lo que sentí yo fue a lo más 6 en escala de richter, no más que eso. No deja de ser, lo peor fue la duración y el tipo de sismo, se movía en todas las direcciones posibles, así es imposible mantenerse en pié a menos que uno se afirme de algo.
Pasaron no lo sé, hora y media quizás, eran cerca de las 6 AM, sin luz, nada en la radio, quise llamar a mi hermano y no pude, los celulares estaban totalmente colapsados, pero por la magnitud, donde el vive y conociéndo que tiene mi tranquilidad en estas situaciones, confié en que estaba bien. Así que luego de eso no quedó otra que tratar de dormir, ya las réplicas que se sintieron luego fueron disminuyendo hasta ya no sentirse casi. Deben haber sido aproximádamente las 6:30 AM, me dormí preocupado, no me podía quitar lo vivido de la cabeza, tampoco me podía quitar la imagen de la luna, era una luna llena pero con una estela un tanto anaranjada que nunca me había tocado ver en la vida. Recuerdo que antes de dormirme, salió mi lado friki y recordé animes y películas asiáticas donde mencionaban que lunas parecidas a esa eran presagios de alguna catástrofe. Pensando en eso el sueño me fue ganando la batalla y me dormí.

II.

No recuerdo bien la hora exacta en que me desperté, eran cerca de las 10:30 AM, por ahí. Vi que había luz, así que como buen informático lo primero que hice fue prender el PC, dado que quería ver en las noticias el valor del para mí "temblor de la noche". Me dije incluso, "no creo que la prensa capitalina haya tomado muy en cuenta a estos lares del sur, pero bueno, me conformo con una noticia pequeñita que sea". Me pareció raro el que no pudiese entrar a algunas páginas que siempre reviso, de repente abro un diario online que usualmente no leo y el titular me dejó helado, otro momento difícil de explicar con palabras, "Terremoto en Chile".

De inmediato bajé y la familia estaba viendo la TV ya, las noticias eran desoladoras y yo no lograba asimilar para nada lo que estaba sucediendo, ¿8.8 richter en su epicentro?. El ver la cara de mi mamá lo decía todo, no podíamos creer lo que estaba sucediendo, decían que la carretera que une a gran parte del país estaba quebrada (sí, literalmente) en algunos tramos, pasarelas en el suelo, caminos cortados, puentes en el suelo y las cosas sumaban y seguían, lo peor, a esa altura ya contabilizaban casi 20 muertos. Estaba interesado en conocer el epicentro, así que subí al PC y leyendo lo encontré, epicentro, 8.8 richter en Cobquecura, 8.5 richter en Concepción. Solo atiné a pensar, ¡Dios, no puede ser!.

III.

Yo nací en Chillán, a pocos kms. del epicentro y luego nos mudamos, crecí y viví casi toda mi vida en Concepción, uno de los lugares más afectados.

Tantos recuerdos se vinieron a mi mente, tantas imágenes. En estos momentos hay un edificio de 15 pisos que se vino al suelo a un par de cuadras de donde estudié desde el kinder hasta completar el liceo (preparatoria). Muestran imágenes de la plaza de armas y todos los alrededores entre ruinas y escombros, caminé por 6 años por ahí para llegar a la Universidad de Concepción, mi querida Universidad, ¿cómo estará...?.

Mis familiares, mis amigos, tanta gente conocida, maldita comunicación, 3 PM del 27 de febrero y no lograba comunicarme con nadie, todos las líneas de teléfono colapsadas. En un arranque de suerte logramos comunicarnos con un primo, el nos contó en los 30 segs. que habrá durado la llamada que toda la familia de por allá se encontraba bien, muy asustados pero bien, el no lograba dimensionar lo que esaba pasando, a lo único que atinaba era a reunir a los seres queridos y ver que todos estuviesen bien. En sus palabras, ¡no puedo creer lo que está sucediendo!, el vive en Chillán, muy cerca del epicentro. Desde ese momento no he vuelto a poder comunicarme con nadie más de la familia, pero saber que están bien es una tranquilidad, ver a mi madre suspirar aliviada fue un consuelo. Ella nació y vivió en esa zona gran parte de su infancia y juventud.

Recuerdo que en ese momento comencé a avisarle a los chicos de AnS del estado de los miembros del fansub que viven en Chile, tanto tratar y tratar nos fuimos pudiendo comunicar con casi todos, hasta el momento solo falta saber como se encuentra Avan, ya todo el resto sabemos que está bien, asustados, pero bien. Me tocó tranquilizar a la pobre Sefardim que no lograba tampoco dar cuenta a lo que sucedía, nadie era capaz, por suerte como relate suelo mantener la calma en momentos como este.

Llega la tarde y siguen dando reportes, cerca de 20 edificios de Concepción no se pueden habitar, algunos simplemente por lo dañado de sus cimientos tendrán que demolerse. Sigo viendo imágenes, anuncian que el mar entró hasta la plaza de Talcahuano, no puedo creer lo que veo, estuve muchas veces por ahí y ahora hay varias pequeñas embarcaciones en plena calle, contenedores en toda la bahía, la verdad no logro asimilar lo que veo, varia gente que conozco vive ahí.
Muestran como el mar entró a muchas caletas y puertos en casi toda la zona costera de la 7ma y 8va regiones, la verdad que logro dimensionar lo que está sucediendo y sin duda no soy el único.

Hasta el momento, 28 de Febrero, 7:26 PM, se contabilizan 708 muertos y cada vez que la presidenta da una cifra, se le nota la cara de pesar y dolor al decirlo, ella, yo, todos, con tan solo ver las imágenes y las noticias sabemos que esa cifra va a crecer pero nadie sabe cuanto. Para lo que ha sucedido nadie estará jamás preparado, aunque éste sea un país de sismos y las construcciones se hagan "antisismicas", el poder de la naturaleza es imparable. Me da susto el solo pensar que pasaría si no se hubiese comenzado a construír así desde ya hace muchos años.

IV.

7:31 PM, 28 de Febrero y mi corazón sufre. Sufre porque no logro comunicarme con mi mejor amigo, el vive en Concepción. Sufre porque la ciudad donde me crié se ve colapsada, está sufriendo, gente ha perdido la vida, gente está atrapada en edificios, no hay luz, no hay agua, recién están comenzando las labores para entregar comida, aunque parece será insuficiente, fue demasiado tiempo para llegar allá. No culpo a las autoridades, llegar por tierra a Concepción desde Santiago es casi una proeza, solo se puede por avión, pero por culpa de las comunicaciónes primero hubo que hacer toda una revisión en terreno para saber que hacer y como actúar. Y como la Presidenta dijo, gran parte de la población en Chile no ha vivido algo así jamás y sin duda jamás pensamos que sucedería, un temblor fuerte sí, estamos acostumbrados, algo así jamás, imposible estar preparado.

Mi ciudad está sufriendo, la región que me vió nacer sufre, mi país sufre, la verdad me es difícil ver todas esas imágenes y mantenerme fuerte como suelo serlo. Sigo sin saber de mi mejor amigo, de los compañeros de Colegio o Universidad, cuanta gente que se me me viene a la mente de golpe. Estoy preocupado y ya no quiero ver la TV, todo lo que miro me preocupa, prefiero cerrar los ojos y pedirle ayuda a quien nunca me ha fallado:

"Dios, soy yo, como siempre molestandote. Cuida y protege a mi amigo Moisés y su familia, a Milko y su familia, cuida a mis compañeros y conocidos, sé que deben estar pasando duros momentos. Cuidalos y mantenlos fuertes, espero todos estén bien y sus familias también, tú sabes que nunca te pido para mí y las cosas materiales poco me importan.
Esta vez te pido por ellos, por mi ciudad, por mi país, por la gente que ha perdido todo, por la gente que no tiene que darle de comer a sus hijos, por la gente que ha perdido seres queridos, por todas las almas que han vuelto a ti, por favor cuida y protegelos a todos, de antemano gracias."


Atte. Pablo

5 comentarios:

RyxydyuZ!Surreal dijo...

fuerza zeratul, ojal podamos salir adelante como pais despues de todo esto, aca en santiago fue algo un poco mas fuerte k 6 grados, pero por suerte en el edificio donde vivo no paso nada significativo, tb conosco gente de concepcion y aun no me he podido comunicar con ellos, pero tengo esperanza de que esten bien, aunque no me creo esto k esta pasando, solo espero ser fuerte. saludos y animo.

-Aneris17 dijo...

Soy de Argentina pero tengo familiares en Chile, puedo entender maso menos lo que se siente y desde aca estoy tratando de enviar toda mi buena energia para que sigan adelante :) Fuerza nuestro pais hermano, que las diferencias no nos separen cuando mas lo necesitan ^^

Eche dijo...

Che... Mucha Fuerza...
Supongo que es algo que realmente no se espera ni en 100 años, pero sucedió... Ahora, MUCHA,¡¡¡¡MUCHA FUERZA!!!!

Las cosas de a poco se van a ir mejorando, así que: calma. Creo que es lo único que queda u.u

Sefardim dijo...

Sinceramente me dan muchas ganas de llorar, y creo que lo haré, al leer y releer esta entrada, la de Mist, los comentarios en la noticia, pensar en tantas personas que perdieron sus vidas y sus casas y a sus familias, pensar no sólo en los que sufren en Chile sino también en todos los que sufren en el mundo; que sufren cosas tan terribles como ésta o diferentes, pero nunca sin importancia.

Admiro tu fortaleza y tu tranquilidad a pesar de entender -muy ligeramente, quizás- el durísimo momento que tu país está pasando. No sé qué hubiese hecho yo en tu lugar...

Mi apoyo y mi corazón están contigo y tus compatriotas. Te quiero mucho, zera.

PD: Para completar el dato, ya sabemos que Avan está sano y salvo a pesar de las pérdidas materiales.

BlueFire dijo...

Realmente admiro al Neko desde varios puntos de Vista... es realmente dificil hacer un post de ese tipo en momentos tan dificiles...

¡Fuerza CHILE!

Saludos.!