domingo, 13 de julio de 2008

Crónicas Del Murciélago Parte 1: Who Is Batman?

El mira desde las sombras, acecha todos los movimientos de aquellos que prometió derrotar para devolver la paz y la seguridad a aquellos que por un momento fatídico juro proteger.
Era el ahora lejano año de 1939. El genero de los cómics seriados y los superhéroes era algo nuevo y rico, un vasto territorio aun por explorar y que era una delicia para todos los jóvenes. De la mente creativa de Bob Kane y Bill Finger vendría un nuevo tipo de héroe que seria tan parecido a otros como infinitamente distinto.
Todo un misterio para sus enemigos como para sus lectores que lo verían todo de el sin siquiera llegar a conocerlo.
Pero, si no lo conocemos, ¿Qué es “el Batman”?
Precisamente eso. Batman.

Un símbolo, una leyenda, algo que sobrepasa el nombre y al mismo hombre que lo encarna y a veces, hasta una caricatura de si mismo.
Aterrado y profundamente traumatizado por el violento asesinato de sus padres frente a sus ojos, Bruce Wayne jura vengar sus muertes dedicando su vida a combatir el crimen. Una misión absurda, llena de peligros y sin recompensa ni final alguno. Quizás hasta una cómica ironía para el hombre que viajo por todo el mundo enriqueciendo su mente y cuerpo hasta la perfección esperando completar su tarea.
Batman se presenta en su propia historia como un justiciero encapuchado que por las noches se convierte en la peor pesadilla de los criminales de una ciudad tan extraña y caótica como muchos solo sueñan que puedan llegar a convertirse las grandes urbes del mundo real. Una locación tan oscura que en las viñetas del caballero nocturno se convierte más en un personaje que en un escenario. Batman se presenta como un detective, tal vez el mejor del mundo, como un fiero y obsesivo vigilante capaz de todo por cumplir su misión.
Escondiendo su verdadero ser en la imagen de un multimillonario mujeriego que vive del juego, las mujeres y de tirar el dinero con una facilidad propia del más cercano Clark Gable o el más expuesto James Bond.

Se presenta como un superhéroe que no tiene superpoderes y que requiere de su ingenio y habilidad para resolver los más difíciles casos.
Circunstancias que lo convierten tal vez en un héroe más real y cercano al mundo, algo más cercano a nosotros a pesar de su increíble diferencia con los demás. Lo cual, visto de ese modo, convierte al otro titán de la empresa, Superman, con su invulnerabilidad, actitud bonachona y su doble identidad como tímido reportero, en el verdadero personaje diferente y ajeno a nosotros.

Por supuesto que esta es la visión mas estudiada de un personaje que simplemente existe para entretener a los jóvenes. Sus autores buscaban crear un personaje que fuera diferente y les diera algo de comer y con el pasar de los años y las distintas normas y restricciones creativas y de censura han hecho del personaje una maraña de cambios y situaciones tanto reales como absurdas que hacen dudar de la veracidad de los párrafos anteriores, pero vamos a atenernos por un momento a esa idea primordial y recorramos en estos dias el camino del caballero oscuro en ambos caminos, su historia como tal y la nuestra para el.