viernes, 27 de febrero de 2009

Diario de un fansubber I: Comienzos

El comienzo es algo que, a estas alturas, me es difícil de recordar con la claridad que uno quisiera. Sin embargo, soy consciente de que mi romance con la animación japonesa comenzó a una edad temprana. Muy temprana.

Como todo niño del Chile de comienzos de los noventa, yo era uno de los fanáticos del programa Pipiripao del humilde canal UCV Televisión. Dicho programa, que a la larga se convertiría en uno de los más grandes clásicos de la televisión (infantil) chilena, transmitía muchas y variadas series de animación, "monitos", como se les conocía en esa época. Algunas de esas series eran, si no recuerdo mal, He-Man y los Amos del Universo, She-Ra, Thundercats, Fuerza-G, entre otros. Se podría decir que en cierta forma ése fue el primer contacto que tuve con la animación, aunque en aquella época no era tan consciente de lo que estaba mirando.

La primera imagen que tengo de mí mismo viendo un animé propiamente tal ("monitos chinos", se les llamaba), es aproximadamente a la edad de siete u ocho años. Estaba echado en la cama de mis viejos, viendo un canal de cable llamado The Big Channel (el cual sería sustituido por MagicKids, canal que más de un dolor de cabeza dio a mis hermanos argentinos xD). La serie que estaba viendo era el clásico shoujo de nombre Candy Candy. Sí, es raro que un hombre haya comenzado viendo un shoujo, pero bueno, qué puedo decir, después daban Robotech así que para no perderme ningún minuto de la adaptación norteamericana de Macross, Southern Cross y Mospeada, me ponía a ver la serie que venía antes, la cual al final terminó atrapándome por méritos propios. Ahora soy uno de esos privilegiados que pueden decir que vieron el final de Candy Candy.

Sin embargo, lo que considero como el verdadero comienzo tuvo su primer atisbo en 1994, nuevamente en un canal argentino de cable: ATC... o algo así. Aquella tarde, mientras buscaba algo bueno en la televisión, tropecé con un "monito chino" (el término "animé" era algo muy lejano en ese entonces) donde dos personas estaban peleando y uno se ponía una armadura y usando fuerzas sobrenaturales lograba ganarle al contrincante femenino que intentaba matarlo. No tenía idea de qué estaba viendo, además había comenzado a ver el capítulo desde la mitad... pero me gustó. Al otro día, casi a la misma hora, busqué de nuevo el canal y nuevamente estaban dando la serie. No la pillé desde el principio, el episodio casi estaba terminando, pero logré aprender el nombre de la serie: Los Caballeros del Zodiaco. Nunca más me perdí un capítulo, y cuando en 1995 comenzaron a dar la serie a través de Chilevisión, tampoco me perdí capítulo alguno, ni siquiera los que ya había visto por ATC (hasta la Casa de Capricornio, donde luego se devolvían al comienzo).

Como muchos sabrán, el fenómeno de Los Caballeros del Zodiaco no sólo fue algo que me afectó a mí o a unos cuantos; fue algo que impactó en gran parte de América. Los países donde la serie golpeó con más fuerza fueron México, Brasil y Chile, según crónicas de la época. En Chile particularmente, la serie sirvió como el gran gatillante del boom del animé. Durante los ochenta, y hasta 1995, se habían transmitido grandes clásicos de la animación japonesa: Cobra, El Festival de los Robots (programa donde daban muchas series de robots. Nunca pude aprenderme los nombre originales ._.), Meteoro, Los Supercampeones, entre otros. Sin embargo, el efecto que Los Caballeros del Zodiaco tuvo en el mundillo del animé chileno fue incomparable: abrió las puertas a todas las series que vendrían más adelante, Sailor Moon, Ranma 1/2, Slam Dunk, Slayers, Detective Conan, Virtua Fighter, Magic Knight Rayearth, y por último, el gran hito Dragon Ball, y por extensión Dragon Ball Z.

Durante aquellos años, cómo no, yo era consumidor de todo aquello. Chilevisión se levantaba como el gran estandarte de los fanáticos de la "japoanimación" (el término "animé" se iba acercando de a poco, pero aún era algo alienígena). También se alzaban ETC...TV (canal de cable que comenzó dando una variedad de programas y que con el tiempo terminó transmitiendo sólo animación japonesa; una especie de "Animax criollo venido a menos pero que igual salva vidas" xD) y Megavisión (canal donde dieron Dragon Ball Z). Además, a mediados de los noventa apareció el canal Rock & Pop, rama de la radio del mismo nombre, el cual a pesar de haber tenido una vida relativamente corta, durante su existencia nos entregó uno de los programas que también apoyó de gran manera en el auge de la animación japonesa y de los videojuegos: Maldita Sea. Lamentablemente, el canal sólo estaba disponible en la capital, Santiago.

En aquellos tiempos también comenzaba a aparecer el internet por estas tierras. Si bien era un sistema bastante mediocre en comparación al actual, donde tu conexión telefónica sólo te permitía (si tenías suerte) una velocidad de bajada de unos cuantos Kb (yo me emocionaba cuando bajaba a 4kb/s, algo impensable hoy en día), y donde sólo podías conectarte desde las 8pm, pues antes salía muy caro, fue la gran herramienta de aprendizaje, consumo, amistad, transmisión y creatividad en torno a la pasión que ya se había anidado en mí: el animé, término que por fin conocí cuando navegaba en las redes que me ayudarían a seguir mi vicio y que a la larga marcarían mi estilo de vida.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

que identificada me siento con esta entrada
porque yo viví igual mi infancia, viendo exactamente lo mismo en los mismos canales...como olvidar the big chanel que daba como 6 veces sailor moon al dia xD
pero yo era más pequeña
ya que nací exactamente en 1990

Futuro dijo...

Gran entrada. Me gustó tu historia Mist. Desde los principios más humildes de ver animé por TV hasta ya un lento despertar con internet. ¡Qué viva Saint Seiya!

PD. Me dio mucha risa eso de que te emocionabas cuando la velocidad llegaba a 4 kb/s xDD

Javier dijo...

ro lamenablemente el cable solo lo llegué a tener el 2004
asike solo todas las tarde no me perdia el club de los tigritos...xD.

ranma, los calleros, digimon ..xD.

y cuando terminaba te cambiabas al zooloTV pra ver dragonball...xD.

aunke si mal no recuerdo el zoolotv es mas o menos del 2000..... antes no se si habia programa... o lo tibraban nomas a dragona ball...


el dia que me cambie de caza en 1998... fue un dia que nunca podré olvidar...... porque terminamos de ordenar las cosas y yo iba a ver dragonball, como todos los dias... pero mágicamente empieza Dragon ball Z... y ahi emcionado preguntandome kien es él ....:O... porque rubio que es eso.....
fue impactante, terrible, pero enormemente feliz, supongo que a esas alturas ya lo daban por cartoon network, pero como dije era un poco mas pobre de lo que soy ahora ..xD...

asike a tv abierta numas.....

como olvidar a las sailor moon... que por lo menos para m era el gran secreto que lo veía ya que en mi colegio los cabros eran pesaditos .... y de lo unico que hablaban los chicos era dragon ball y jugar a las láminas....xD.... ( el que haya jugado.... que tiempos y me entiende...xd)
y eras una "niñita" si veias las sailor moon..... pero estoyseguro que tooooodos las veian ..xD...

ahh!.. quetiempos.... o slayer, ranma, pero habían animés más antigos que no sé por que no les daban el final .. para los que veian el pipiripao... no sé si recordarán "la máquina del tiempo" o crononave.xd

eso era animé cierto... y asi habían varios que nunca supe su procedencia y menos el final que es lo más triste.....

pero bueno me fui en "volá"

:P

seeh era lo mejor cuando veiamos los "monitos" ...


saludos ..
y gracias por hacerme recordar tan bueno momentos...-


saludos..

Javiitho.

David Alberto dijo...

Como dijo javier , la "todos veian sailor moon" era el gran secreto que nunca nadie dijo, todos se hacian los weones cuando hablabas de esa seria o simplemente dejaban a tus compañeras hablar xD, pero realmente me trajo muchos recuerdos la historia del amigo aca, en general mi familia siempre ha sido de clase media, pero mi viejo es un cagao de mierda xD, puso cable hace unos meses y solo porque yo puse cable mientras trabajaba , y el wn se colaba a mi pieza a ver cable cuando no estaba, y no pude disfrutar de todos los monitos de esas epocas, sin embargo con mi mejor amigo en esos tiempos nos juntabamos a jugar magic, ver los caballeros del zodiaco, entre otras series , y una ves fuimos a arrendar alguna pelicula para ver, y llegamos al video club k estaba o esta frente a la estacion del metro dorsal de ahora xD (en ese tiempo ni linea 5 habia xD) y nos topamos que tenian una seccion entera de VHS de anime para arriendo D:, fue grande nuestra sorpresa cuando arrendamos nuestro primer anime en VHS T_T y vimos los primeros tres capitulos de Neon Genesis Evangelion, creo que asi comence a ver anime realmente, vimos toda la serie mas el final en VHS , cuando vinieron a dar Evangelion en CHV nosotros ya nos sabiamos el final de hace muchos años, pero bueno fue muy divertido todo en esa epoca, con mi amigo viendo VHS de anime xD y jugando los primeros titulos de PS que en ese tiempo muchos eran bastante cargados al anime :).
Desearia poder volver a vivir esos momentos, pero ya no tenemos esa inocencia y ademas tenemos muchas mas responsabilidades.

Slds.

Chrono dijo...

Y al otro lado de Suramérica la historia es exactamente la misma. En Colombia a mediados de los 90 empezaron a dar Sailor Moon y en seguida Dragon Ball, y por supuesto todo era en televisión pública.

Al poco tiempo, si la memoria no me falla (era bastante pequeño. Seguramente antes de eso dieron más anime pero no recuerdo o no había nacido), empezó Caballeros, y fue toda una proeza cuando llegaron a Asgard, luego de innumerables atrasadas de la serie.

Por cuestiones generacionales, para mi el furor del anime llegó más tarde con series como Pokemon y Digimon.

Desafortunadamente, los esfuerzos de la televisión pública por traer anime nunca fueron muy grandes, teniendo en cuenta que los canales públicos acá no tienen mucha acogida. También hay que lamentar la pérdida de un canal como Locomotion, que trajo a Latinoamérica a Evangelion y a Candidate for Goddess, entre otras.

El internet cambió todo, por supuesto. Después de que un amigo me prestara Full Metal Panic y me mostrara páginas de descarga, todo el horizonte de ver anime cambió muchísimo, hasta el punto en que hoy en día me molesta mucho ver una serie doblada (salvo cosas que vi primero en español).

Perdón por alargarme, pero la nostalgia es bastante grande.

Anónimo dijo...

Jajaja, lo que narraste es casi una descripcion exacta de mis inicios en el anime. Creo que la evolucion fue muy parecida para toda latinoamerica, incluido mi terruño, Panamá.

smallawei dijo...

情趣用品,節慶鞭炮,傳統蜂炮,情趣用品,情趣用品,視訊,免費視訊,煙火,煙火工廠,煙火,煙火,煙火,視訊,正妹視訊,真愛密碼,真愛密碼,衣蝶,衣蝶,情趣,情趣,AV女優,AV女優,煙火批發,情趣,情趣,情趣用品